Mitos sobre la alimentación

 

Algunos mitos sobre

la alimentación

 

La alimentación es un tema que ha despertado un gran interés a lo largo de la historia. Esto unido al una desconocimientos de los principios básicos de la nutrición ha favorecido la aparición de numerosos errores y mitos sobre la alimentación.

 

En nuestra sociedad actual, en la que cada vez los hábitos alimentación son peores, hay ciertas creencias que dificultan la elección de alimentos e impiden establecer unos hábitos correctos.

 

A continuación vamos a desmentir algunas creencias muy comunes:

 

•En agua engorda: el agua es el único alimentos a calórico, es decir que no nos aporta ninguna caloría. Por tanto la perdida de líquidos no ayuda a adelgazar sino que simplemente nos deshidrata.

 

•La fruta antes de comer adelgaza y después engorda: el valor nutricional de la fruta es el mismo, independientemente de la hora del día en que se coma. Una manzana tendrá las mismas calorías a las 12 de la mañana que a las 3 de la tarde.

 

•Los huevos aumentan el colesterol: como ya hemos comentado en otras ocasiones, el aumento de colesterol depende mas del tipo de grasa con que se consuma que de la ingesta total de colesterol. El huevo es un alimentos que tiene colesterol pero también tiene muchas proteínas y vitaminas por lo que su ingesta esta recomendada.

 

•El pan tostado engorada menos que el pan blanco: el contenido calórico del pan blanco es menor, ya que la única diferencia entre ellos es el contenido de agua. El pan tostado pierde parte de su contenido en agua durante el ordenado, por tanto a igual peso el pan blanco tendrá mayor cantidad de agua y por tanto menos calorías.

 

•Las lentejas tienen mucho hierro: el hierro que posen los vegetales se absorbe en menor porcentaje que el de los animales. Para nuestro organismo es mucho mas fácil absorber y utilizar los nutrientes cuanto mas se parecen a la forma en que los podemos asimilar. El hierro presente en el organismo de un animal se asemeja mucho mas al de los humanos que el presente en un vegetal.

 

•La leche desnatada tiene menos calcio: la leche desnatada ha perdido la grasa y las vitaminas liposolubles, pero el calcio y las proteínas están intactas. El problema es que el calcio necesita vitamina D para su absorción. Por eso es conveniente tomar leche con calcio y vitamina D.

 

•Los aceite vegetales son mejores: esta afirmación es cierta, sin embargo debemos tener cuidado ya que en muchas ocasiones las grasas vegetales son modificadas para que se parezcan a las animales. En el proceso de transformación (conocido como hidrogenación) la grasa cambia su forma y se convierte en una grasa mucho mas perjudicial.

 

•Los carbohidratos engordan: en realidad los carbohidratos son alimentos bastante ricos en calorías. Sin embargo estos deben ser la base de nuestra alimentación que son el combustible del cuerpo y especialmente del cerebro. Lo que debemos hacer es comer los alimentos ricos en carbohidratos (pasta, arroz, pan…) varias veces al día, en pequeñas cantidades.

 

•Los alimentos congelados nutren menos: si el método de congelación y descongelación es el adecuado el alimento conserva sus propiedades nutricionales prácticamente intactas. Además en muchos alimentos como por ejemplo el pescado la congelación es aconsejable porque hace al alimento mas seguro.