La sandia

La sandia

 

 

La sandía es una fruta con grande beneficios para nuestra salud. Es ideal para estados de cansancio o debilidad muscular, o para recuperarnos después del deporte.

 

Es la fruta que más agua contiene, casi un 93%. Es rica en potasio, magnesio, acido fólico, vitamina A y fibra. Contiene 20kcal cada 100g aportados por los azucares que contiene.

 

El consumo de sandia es beneficiosa para:

 

Aliviar la fatiga muscular: Cuando hacemos un esfuerzo nuestros músculos almacenan ácido láctico y amoníaco. La composición de la sandía rica en L-citrulina, es perfecta para que los músculos se relajen y obtengan energía de nuevo.

 

Efecto antioxidante: contiene un alto nivel de antioxidantes, ideal para prevenir el envejecimiento y mantener en estado óptimo nuestros tejidos.

 

Propiedades depurativas: Su alto contenido en fibra es ideal para eliminar toxinas de nuestro organismo y para limpiar nuestros intestinos.

 

Mejora la circulación: Puede parecer sorprendente, pero la sandía, gracias a su compuesto de L-citrulina, promueve la correcta circulación de la sangre en todas las partes del cuerpo.

 

A continuación os dejo la receta de un batido de sandia, una merienda fresquita y muy equilibrada.

 

Ingredientes:

 

3 vasos de sandia.

1 vaso de leche

Azúcar o edulcorante.

 

Pasos:

 

Pelamos y cortamos la sandía. La llevaremos al congelador un mínimo de tres horas.Incorporamos en el recipiente de la batidora la sandía, una cucharadita de azúcar o edulcorante y el vaso de leche.Se bate todo hasta que quede uniforme.Vertemos en los vasos y a disfrutar.