La alcachofa

La alcachofa

 

 

Hoy dedico este articulo para hablar de la alcachofa. Un alimento muy completo tanto por su composición nutricional como por sus muchas propiedades.

 

La alcachofa es un alimento rico en vitaminas del grupo B, hierro, magnesio, fosforo, potasio y flavonoides

 

Entre sus muchas propiedades merece especial mención la capacidad para ayudar a la función hepática. Su alto contenido en cinacina favorece la función del hígado ya que ayuda en la digestión de las grasas.

 

Además el consumo de alcachofa estimula la producción de bilis y la capacidad del expulsión de grasas a través de la bilis por lo que ayuda a reducir los niveles de colesterol, tratar la hipertensión y prevenir la formación de la placa de ateroma.

 

La alcachofa también es un alimento adecuado para las personas con Diabetes. La inulina presente en este alimento ayuda a combatir esta enfermedad ya que interfiere en la absorción de los hidratos de carbono.

 

La alcachofa también se recomienda a personas con retención de líquidos, artritis, o acido úrico, ya que gracias a su alto contenido en potasio es un alimento con alto poder diurético.

 

A continuación os dejo 2 formas muy fáciles de preparar las alcachofas.

 

Alcachofas en cazuela:

 

INGREDIENTES:

 

•Aceite de oliva

•Alcachofa

•Ajo

•Cebolla o cebolleta

•Perejil

•Pimienta negra

•Sal

 

PREPARACIÓN:

 

Las alcachofas se pelan, se lavan y se cortan en rodajas. Seguidamente, se trituran el ajo, la cebolla y las hierbas aromáticas. Se pone todo en una cazuela, se sazona con la pimienta, se cubre con agua. Se tapa y se cuece a fuego lento.

 

ALCAHOFAS CON ALMEJAS:

 

INGREDIENTES:

 

•Aceite de oliva

•Alcachofa

•Ajo

•Limón

•Almeja, chirla, berberecho,

•Sal

•Vino blanco

 

PREPARACIÓN:

 

Se ponen las almejas en agua saturada de sal. Se separan los tallos de las alcachofas y se pelan; se eliminan las puntas y las hojas exteriores, se trocean en mitades o cuartos y se dejan en agua con unas gotas de limón. Se cuecen en agua hirviendo con sal alrededor de 30 minutos. Se pone aceite a calentar en una cazuela de barro o en una fuente refractaria; se doran los dientes de ajo cortados en láminas; se retiran y se añaden las almejas escurridas; se abren a fuego vivo y se añade un vaso de agua; se baña con el vino blanco y se incorporan las alcachofas escurridas; se deja hervir unos 10 minutos. Se sirve en la misma fuente.