Dietas milagro

DIETAS MILAGRO

 

 

Si tu propósito para 2015 es perder peso, debes saber que no hay ni formulas ni productos mágicos que te ayuden a adelgazar rápido ni sin esfuerzo.

 

Las llamadas dietas milagros que nos prometen grandes resultados en muy poco tiempo y sin apenas esfuerzo suponen restricciones calóricas muy graves que conllevan falta de nutriciones esenciales perjudicando seriamente la salud.

 

Existen muchos tipos de dietas milagro: algunas son ricas en hidratos de carbono (producen deficiencias ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales) otras se basan en la toma de un único alimento (pueden provocar alteraciones digestivas y causan grandes deficiencias nutricionales ya que no hay ningún alimento nutricionalmente completo), otras prohíben los hidratos de carbono pero son ricas en grasas (aumentan el colesterol, producen deshidratación, aumentan el acido úrico)

 

La realidad es que ninguna tiene una base científica demostrada pero si unos efectos adversos sobre la salud como trastornos metabólicos, alteraciones cardiovasculares, alteraciones dermatologías, mareos, insomnio, irritabilidad, etc

 

La verdad es que algunas de estas dietas dan unos resultados inmediatos, sin embargo en el momento que se abandonan aparece el llamado efecto yo-yo que no es mas que la recuperación inmediata del peso perdido y a menudo algunos kilos más.

 

El efecto yo-yo es consecuencia de la falta de hábitos de vida saludable que tienen estas dietas. Si después de realizar una dieta restrictiva vuelven a adoptarse los hábitos que nos hicieron ganar el peso, el peso volverá a recuperarse.

 

Otra consecuencia importante de este tipo de dietas en la que el peso se pierde de forma rápida es que las perdidas son a expensas de las proteínas corporales y no de la grasa.

 

Lo que debemos hacer es adoptar unos buenos hábitos alimentarios, llevar una alimentación equilibrada y suficiente que nos aporte la energía y nutrientes necesarios y realizar ejercicio físico. De esta forma el peso se perderá de forma progresiva y los buenos hábitos se quedaran como base de nuestra vida.