Antioxidantes

 

Antioxidantes

 

El término antioxidante se refiere a la actividad de vitaminas, minerales y otras sustancias sobre los radicales libres presentes en nuestro cuerpo.

 

Los radicales libres pueden reaccionar químicamente con otros componentes de las células alterando su estabilidad y funcionalidad.

 

Los antioxidantes pueden ralentizar o posiblemente prevenir el desarrollo de algunas enfermedades, como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares, otras degenerativas, como el alzhéimer o el propio envejecimiento.

 

Estas sustancias se encuentran principalmente en los alimentos de origen vegetal. Los principales antioxidantes presentes en nuestra alimentación son:

 

•Beta-caroteno: presente en los alimentos de color naranja, como las zanahorias, boniatos, melón cantalupo, albaricoques, calabaza o mangos. Pese a esta primera característica otros alimentos que también son ricos en beta-caroteno son las verduras de hoja verde, como las espinacas y coles.

 

•Luteína: presentes también en verduras de hoja verde como las anteriormente mencionadas.

 

•Licopeno: se trata de un potente antioxidante presente en los tomates, sandía, papaya o naranja sanguina. La principal fuente de licopeno de nuestra dieta es el tomate y los productos derivados de él, como salsas y ketchup.

 

•Selenio: Las principales fuentes de selenio son el arroz y el trigo (sobre todo en su versión integral), y su contenido dependerá del selenio presente en la tierra de cultivo. No hay que olvidar que el selenio está también presente en los músculos de los animales, por lo que la carne es otra de las fuentes de este mineral en nuestra dieta.

 

•Vitamina A (retinol): los alimentos ricos en esta vitamina incluyen el hígado y yema de huevo. El beta-caroteno es considerado como pro-vitamina A, ya que es precursor de esta vitamina, por lo que los alimentos ricos en beta-caroteno también pueden considerarse como importantes para contribuir al aporte de retinol.

 

•Vitamina C: se encuentra de forma abundante en muchas frutas y vegetales, como las naranjas, kiwis, fresas, tomates…

 

•Vitamina E: también conocido por el nombre de alfa-tocoferol, está principalmente presente en los aceites de semillas, como girasol, soja, maíz, y frutos secos.

 

Existen algunos otros alimentos a los que se les ha dotado de propiedades saludables sobrenaturales debido a que presentan una elevada cantidad de fitoquímicos que podrían considerarse como antioxidantes. Sin embargo, no existe ninguna evidencia que confirme tales beneficios.