Alimentación durante la menstruación

Aliementación durante la menstruación

 

 

Las prostaglandinas son las principales culpables de parte de los dolores y molestias menstruales. una forma de minimizar sus efectos es a través del consumo de omega 3, presente en altas cantidad en alimentos como las nueces y en las semillas de lino y sus aceites y el pescado. También encontramos omega 3 en alimentos como los lácteos y los cereales ya que son enriquecidos en la industria.

 

También es aconsejable el consumo de legumbres ya que previenen contra la fatiga menstrual y los calambres, para los cuales también es muy útil el plátano por su alto contenido en potasio.

 

El consumo de alimentos ricos en manganeso como la piña, las almendras, fresas y el plátano , previene los cólicos menstruales y relaja los músculos.

 

Para el síndrome premenstrual se recomiendan los granos integrales que, por su aporte en magnesio, nos ayudan a regular el sistema nervioso.

 

Se deben evitar las grasas ya que aumentan los niveles de estrógeno lo que puede provocar calambres y aumentar el dolor. También se debe evitar la cafeína, el exceso de sal, el azúcar, la carne y los productos lácteos.

 

El problema es que son precisamente los alimentos que contienen estas sustancias los que mas nos apetecen durante el periodo menstrual. Es importante saber escuchar al cuerpo ya que cuando nos apetece mucho un alimento suele ser una señal del cuerpo que nos pide algún nutrientes en el que ese alimento es rico. Debemos saber elegir alimentos que contengan esos mismos nutrientes y a la vez sean beneficiosos para la salud.

 

Por ejemplo cuando nos apetece chocolate suele ser por carencias de magnesio, cromo y vitaminas del grupo B, las semillas de girasol son una alternativa mas saludable que nos proporcionaran los mismos nutrientes. Cuando nos apetece dulce suele ser por falta de magnesio, cromo y agua, el consumo de fruta suplirá estas carencias. Si por el contrario nos apetecen alimentos salados la carencia suele ser de fibra, electrolitos y agua, la mejor opción es el consumo de verduras.